Fotos

56481856_10155951183265925_5068991012001546240_n

Advertisements

Entrevista sobre un regreso con Bernardo Bonezzi

(Interview on a Comeback with Bernardo Bonezzi. clic on Read More for a basic English translation)

El pasado enero publicamos una entrevista con Bernardo Bonezzi aprovechando la salida al mercado de dos discos de bandas sonoras: las de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto (1995) y Sin noticias de Dios (2001), conjuntamente por un lado, y la de Mari del Sud (2001), por el otro. Apenas dos meses después saca dos discos más. En total, cuatro. En tiempos tan inciertos como los actuales, constituye todo un acontecimiento. Estos dos discos no son de bandas sonoras, sino que pertenecen a la también extensa labor extra-cinematográfica del compositor, uno de los referentes de la llamada movida madrileña, aquellos dorados años de la transición que generaron un movimiento cultural alternativo, atrevido y diferente. Con solo 13 años fundó el grupo Zombies, con el que grabó el hit Groenlandia. El álbum La esencia de la Ciencia tiene once canciones y un tema instrumental y Esencias es un disco que recoge versiones instrumentales de las canciones del anterior. Pero Bonezzi no se conforma con eso e inicia una gira por toda España donde cantará temas del álbum y de su repertorio. Llevaba 30 años sin pisar un escenario como cantante. No hemos querido dejar de aprovechar la ocasión para hablar con él.

  • La esencia de la Ciencia es tu quinto álbum en solitario (sin contar claro tus bandas sonoras) ¿Qué tiene de diferente y qué has querido expresar?

Vivimos en una época en la que todos los valores se están perdiendo. Yo soy agnóstico, y como tal creía en lo que era científico, en aquello que era empírico. Pero incluso hoy la ciencia se cuestiona y es terreno resbaladizo. De hecho, ya la física cuántica cuestiona incluso a Einstein…He querido dar una visión irónica, reflexiva, observando el mundo y tratando de explicarlo con música, que básicamente siempre ha sido el punto de partida de la Ciencia y el Arte. Lo he hecho con una música que yo considero muy divertida, aunque tenga en algunas canciones letras duras, pero siempre desde un punto de vista optimista.

  • La canción “Como en un espejo” tiene esa doble vertiente: la música es alegre y la letra es amarga, ¿Tiene relación con todo aquello que explicaste en la anterior entrevista en The Spanish Connection?

Bueno, la canción surgió a partir de la muerte de uno de mis más queridos amigos, Sigfrido Martín Begué, excelente pintor y que de alguna forma me dejó un sentimiento de soledad. Sin embargo, al final volví a inspirarme nuevamente en el cine, en éste caso en la maravillosa película de Ingmar Bergman del mismo nombre. Y aunque personalice la letra, ya que la canto en primera persona, en realidad estoy casi interpretando la soledad e incapacidad de la maravillosa Harriet Anderson, protagonista de la película. Por suerte en mi vida real ni estoy solo ni me pasan esas cosas…

  • ¿Con este disco estableces algún tipo de vínculo con los años de la movida o con Zombies?

No tengo nostalgia de aquellos tiempos. En realidad fue una época difícil. Groenlandia es hoy considerado un clásico del pop, pero en su momento fue muy complicado que llegara a la gente. ¡Por entonces quienes triunfaban eran Los Pecos!. Yo me siento ahora mucho mejor, más sereno y mis años haciendo música de cine me han dado mucha confianza y flexibilidad. He aprendido mucho y este es un disco de mi presente, no de mi pasado.

  • Con una trayectoria tan amplia en el cine, ¿es fácil componer no pensando en imágenes?

En el cine, por lo general, siempre he tenido bastante libertad creativa y aunque es cierto que te obligas a responder a las exigencias de la película, en la mayoría de los casos no he tenido presiones para hacer música que no quisiera hacer. Ahora, obviamente, por mucha libertad que te de el director, siempre tienes que ceñirte a una historia, unos personajes, etc., con lo cual la libertad creativa siempre se debe ceñir a ciertos parámetros. Son procesos diferentes; en ambos se sufre pero de maneras distintas. Lo que pasa es que en la soledad de mi estudio el proceso creativo de la música para un disco no tengo presiones externas, y eso me hace sentir algo más libre, porque no debo responder a otras exigencias que las mías. Me gusta hacer música para películas siempre que estas me estimulen a hacer algo creativo, al igual que me gusta hacer música pensada para un disco porque es la manera que los compositores nos expresamos de forma más libre…

  • Y ahora no solo lo publicas sino que te lanzas a los escenarios. ¿No te asusta?

Cuando empecé a hacer el disco no me lo había planteado, simplemente compuse las canciones. Luego sí me vino la idea y tuve muchas ganas de hacer directo. Por supuesto que además de canciones del último disco, La esencia de la Ciencia, también tocaremos otras de toda mi carrera, como GroenlandiaExtraños juegos, etc. Me apetece mucho tener contacto directo con el público.

© Conrado Xalabarder y MundoBSO, 2012

Para consultar los los lugares y fechas de concierto confirmadas (e información actualizada de nuevos lugares) haz click aquí

Continue reading